PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

Ayer fue un día como mínimo extraño y es que me pasaron varias cosas que paso a contaros en mi habitual tono humorístico (he dormido sólo una hora y media esta noche, os pido comprensión si veis que se me va mucho la pinza)
Me levanté como siempre, a las siete y media, y en la ducha tuve que empezar a decidir que iba a ponerme para la mañana que me esperaba. Teníamos un acto por temas de trabajo y tocaba arreglarse en plan más formal y ponerse la careta de niña buena. No sé vosotros pero yo odio este tipo de reuniones con gente estirada. Será porque soy de una familia de trabajadores, será porque siempre me ha gustado más un hombre con mono de trabajo que con traje y corbata, pero nunca me he sentido a gusto entre la gente pija, sobretodo entre ese tipo de hombres que se creen lo más y que parecen encantados de haberse conocido, no los soporto.
Así pues, pasamos una mañana mi jefe y yo rodeados de médicos petulantes (por favor que no se ofendan los trabajadores de la medicina, sólo me refiero a "ese tipo de médicos") escuchando como se alababan a sí mismos y se felicitaban por haber decidido ejercer la medicina y salvarnos así a todos la vida. Y tuvimos que estar así hasta casi las tres de la tarde, ahí es nada.
Sin haber comido nada (ya sabéis pijos, no comen, mirad el menú de la boda de Rociito) nos vinimos para casa de vuelta, para apenas en una hora tener que volver a salir de camino a la consulta a terminar de acabar la jornada laboral.
En esa hora, yo tenía previsto más que nada descansar porque me dolía la cabeza desde el martes y eso era lo que más necesitaba. Pero no, descansar lo que se dice descansar...no descansé. En casa me esperaba un safari o un encierro de los San Fermines, aún lo estoy decidiendo. Cuando me disponía a dejar la mente en blanco en el sofá viendo la tele, un movimiento a mi izquierda captó mi atención, de repente vi a un chihuahua marrón corriendo desde el pasillo entrando por la puerta de mi salón y pensé "desde cuándo tenemos mascota???" Hasta que me di cuenta que no podía ser un chihuahua porque esto era casi más grande. Sí amigos, era una cucaracha tamaño camión que había tenido a bien venir a saludarme, juraría que hasta levanto una de sus patitas para tal fin. Y es que si vives en esta maravillosa ciudad (que me encanta pero sin bichas me gustaría más) en la que aún estamos con temperaturas cercanas a los treinta grados y que no ve la lluvia en años, pues tienes estos pequeños inconvenientes, si te piras a trabajar y te dejas una ventana abierta para ventilar, puede que entre algo más que el aire, y tal parece que así había sido. Lo siguiente a verla, os podéis imaginar, grito y un nanosegundo de "y ahora qué si estoy solita" pero claro, lo que no iba a hacer es dejar que se escondiera por la casa y luego vete a saber dónde está....así pues, me sacudí el miedo agarre la zapatilla y empecé a correr detrás de ella (me ve un seleccionador y me hacen olímpica) la hija de perra se acerca a la pared todo lo que puede y mi primer zapatillazo es en vano, pero al momento se va hacia el centro del pasillo y pensé: ya eres mía perra (todo esto con cara de sádica como si fuera a matar al malo de Kill Bill) le di un zapatillazo con todas mis fuerzas y la interfecta cayó. Aún así seguí dándole y dándole no fuera a ser que resucitara y cuando la vi más aplastada que un viaje en metro en plenas fallas para ver la mascletá paré, la recogí y la tiré a la basura (la cual bajé de casa al momento, por si acaso)
Cuando terminé de fregar toda la casa con lejía ahí bien, para limpiar toda huella que hubiera podido dejar en mis suelos la bicha (sí, soy así de escrupulosa, ya veis que soy menos de campo que el Starbucks) ya era hora de irme a trabajar y gracias al susto y a mi rato de caza en mi coto privado, mi dolor de cabeza había aumentado considerablemente. Pasé la tarde como buenamente pude.
Y para rematar el día de ayer, no sé porqué motivo, me desvelé nada más llegar a la cama. Y a pesar de leer, tratar de relajarme, hacer meditación, etc., no hubo manera y me he dormido a las seis de la mañana de hoy.
Como veis ayer fue un día raro a la par que entretenido. Bueno me voy a arreglar para irme a trabajar. Eso sí, hoy las ventanas se quedan cerradas, posiblemente no las vuelva a abrir hasta enero.

Comentarios

  1. ¡hOLA!
    Esas reuniones y encima con esa gente tienen que ser un rollo, yo odio las de mi trabajo porque el que hace de jefe se pone todo serio y disciplinado jejeje
    Yo no puedo con las cuchis y cuando las aplastas hacen Crack crack y es peor, así que prefiero que se agarren a la zapatilla y tirarla por la ventana (mirando que no pase nadie claro).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son un coñazo esas reuniones, pero claro ayer era el día mundial del Alzheimer y vale, por la causa si hay que ir se va, pero es que esa gente es....parece que vivan con un palo metido en el culo.
      Yo tampoco soy de pisar las cucas, de hecho soy de irme corriendo hacia el lado contrario y que las mate quien haya conmigo, pero ayer no había nadie y me tocó. Y eso que dices tú, puaj, sólo de pensar que se ponga en la zapatilla y se me venga encima me da un siroco. No paraba de correr dudo mucho se hubiera quedado quieta en la zapatilla, y del pasillo a la primera ventana o balcón, había un espacio considerable.
      Besotes y bienvenida de nuevo novensana ;-)

      Eliminar
  2. si no te gustan los pijos, no te preocupes que conmigo no tendrás problema. ;) sólo me visto con traje eventos tipo bodas-bautizos-comuniones.
    una frase mía (que tendría que registrarla como propiedad intelectual) es "las cajeras tienen más morbo que las ingenieras". además rima! :O
    pues nada, después de los eventos solemnes y vacíos de contenido, vuelves a tu vida normal ejerciendo de psicóloga, que es lo que a ti te gusta.
    a veces tenemos insomnio por haber tenido la mente muy activa durante todo el día...
    sobre las cucarachas, hay un dicho que me hace mucha gracia: todos somos valientes hasta que la cucaracha vuela. :D
    besos, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ese tipo de hombres encorbatados y trajeados que ya se creen algo por tener ese tipo de trabajo y te hablan como si tuvieras que babear y sentirte impresionada ante su sola presencia me pueden Chema. Mis amigas saben bien que mi atracción siempre se la han llevado los monos azules, mecánicos de coche sobre todo jajjajaja. En serio me resulta super atractivo un mecánico, un técnico, un lo que sea, pero trabajador de toda la vida. Los estirados para las estiradas que le pegan más.
      Ayer era el día mundial del Alzheimer y tocaba ir por la causa.
      Y con las cucarachas no puedo precisamente por eso, porque vuelan, igual que las langostas, son dos cosas que me pueden.
      Besotes

      Eliminar
  3. Vaya día Ana, vaya día!! Yo también odio a la gente estirada y pija... es lo que tiene ser hija de un agricultor y una peluquera... que somos gente plana y humilde y me gusta relacionarme con gente así. Así que pijos fuera!!!!!!

    Lo de la cucaracha.... yo un día encontré una araña muy grande y casi termino llamando al 112 jajajajajaja. Yo también hubiera desinfectado todo.

    Un besazo reinaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy hija de mecánico matricero y mi mami también es peluquera aunque dejó de ejercer para hacer de mami a tiempo completo. Y supongo que algo tendrá que ver, esa gente me da grima.
      Yo no pensé lo del 112 pero podía haberlo hecho....pa la próxima
      Besazos mi amolllll

      Eliminar
  4. Jajajaj ay nena que me creía que tenías perro, qué risa me ha entrado cuando he leído el texto entero. Qué gracia tienes. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo perro, pero a esta podía haberla adoptado comprado una correa y llevado a pasear y nadie hubiera pensado nada raro, era de tamaño perrillo.
      Besos mi niña

      Eliminar
  5. Cuando he leído el título he leído "piojos" y al terminar el post he pensado "oye, y al final con los piojos qué pasaba??". Creo que yo tampoco duermo lo suficiente.
    A mí las cucarachas no me dan miedo, pero es verdad que en la zona de levante las hay de un tamaño que asusta. Y encima algunas vuelan!!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, a mí me pasa mucho eso de leer mal una cosa y luego me meo de risa cuando veo lo que realmente ponía.
      Sí que son grandes aquí las cucas y vuelan todas, son de esas americanas marrones y vuelan, por eso me dan más mal rollo, si no volaran las pisas y au, pero es que echan a volar y da bastante asquete.
      Aquí ya no hay de las negras, dicen que se las han comida estas y yo me lo creo.
      Besotes preciosa

      Eliminar
  6. Todavía poto con el menú de Rociíto. Por cierto, acabo de leer que desmintió estar preñi. Vaya novedad, si como dice Virginia, ha comprobado que la maternidad no es para ella. Bah.

    Podrías patentar la paella de cucarachas y darles una salida productiva.

    Besis de fresi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf no lo veo eh! Quizá en Tailandia que les molan las cucas con miel pero aquí....no lo veo. Aunque he oído decir que la leche de cucas es la leche del futuro
      Besis de fresi y chocolati

      Eliminar
  7. Una cucharacha tamaño Chihuahua, jajajajajaja, sagerá!!! En Valencia yo pillé alguna de las voladoras qué asquito.
    Descansa, que una noche de insomnio la tenemos todos.
    BEsos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te juro por Dior que era más grande que la leche, che que la vi sin estar mirando. Y sí, Valencia está ahora plagada de ellas y todas son voladoras, dicen que se han comido a las negras de toda la vida.
      Besos

      Eliminar
  8. Que miedo con los cucarachones gigantes, acá los vemos que pasan en el patio del conejo pero afortunadamente casi nunca se meten a la casa, la coneja es la que sufre las cucarachas que parece que también le dan horror

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf sí, dan mucho asquito y en España hace años no eran de este tipo, que son Americanas, pero dicen que los barcos llegaban cargados de ellas con las importaciones y se ha plagado el país y de las autóctonas ya apenas ves.
      Besos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

CONFESIONES DE...LA LÓPEZ