NO TE QUIERO EN MI EMPRESA PORQUE TIENES UN PROBLEMA...ERES MUJER

No pensaba escribir sobre esto, la verdad es que no estaba segura de si hacerlo o no, porque primero pasé del desconcierto a la decepción, y luego de la tristeza al cabreo, y ahí en esa fase, el cabreo, decidí que sí, que lo iba a contar.
Hace unas dos semanas recibí una llamada del que en su día me tuvo a su lado haciendo prácticas como psicóloga en la especialidad de organización de empresa, me comentó que tenía un amigo en una ETT que se estaba volviendo loco buscando a alguien que tuviera la carrera de Relaciones Laborales y la de Psicología y que fuera bueno en selección de personal y no encontraba a nadie, y le preguntaba si en su base de datos (la persona que me llamó también trabaja en ETT) tenía a alguien de esas características. Mi mentor le dijo que conocía a la persona indicada porque la había tenido a su lado y sabía que podía encajar en ese perfil y le dio mi número. Me avisó que recibiría su llamada y que ya había hablado con mi jefe actual (son amigos, puesto que esta misma persona me lo presentó) y le había dicho que si era una oportunidad para mí, no lo dudara (lo sé, tengo un jefe que no me merezco) y así quedé esperando la llamada, que en apenas una hora recibí. Quedé con este hombre y fui a hacer la entrevista con él a la ETT. Salí muy contenta de aquella porque supe que le había gustado, esas cosas uno las nota, y de hecho me llamó la persona que me había mandado allí para decirme que sí, que le había encantado y que me iba a recomendar a la empresa. Me habían dicho que en unos días recibiría llamada de nuevo para concertar ya la entrevista directa con la empresa que ofertaba el puesto.
Pasó una semana y nada, y la verdad, me desinflé. Sólo había contado que iba a hacer esa entrevista a mi amore y a mi madre (las dos personas que siempre saben donde estoy o adonde voy) y les dije que ya no me daba buena espina. He trabajado al lado de mi mentor en ETT y sabía que no era buena señal que no te llamaran en un par de días a lo sumo. Cuando la semana pasada no había tenido noticias, ya ni las esperaba, aunque me extrañaba dada la relación de amistad que unía a la persona que me entrevistó y a mi mentor. Y el viernes, por fin, supe de ellos. Estaba en la ducha cuando sonó el móvil y supe que eran ellos (me pasan mucho estas cosas, a veces me asusto y todo de lo lista que soy ;-) ) En cuanto pude devolví la llamada y me pasaron con él. Le noté una voz extraña, como avergonzada, así que deduje que era un no. Efectivamente lo era. Me dijo, que lamentaba no haberme llamado antes, pero que había estado intentando que entraran en razón, puesto que él estaba convencido que yo era la persona indicada para el puesto, y la empresa no lo veía claro. Le dije, no pasa nada, qué le vamos a hacer. Pero cuando me dio el motivo del rechazo, me dejó a cuadros, entre la indignación y el descreimiento. Le dijo el gerente, palabras textuales, "que yo tenía un currículo muy bueno pero un problema, que era mujer". Ante tal ridícula respuesta, el hombre que me había entrevistado le dijo que cómo podía decir algo así, además sin ni siquiera molestarse en conocerme, que si en su empresa no tenía mujeres y este hombre le dijo que "en puestos de responsabilidad desde luego no"  Dada su ridícula negativa, de nuevo le insistió en que no encontraba a nadie con las características que pedían y que estaba seguro que yo era la persona idónea y que de rechazarme, quizá no encontraran a nadie (dado que pedían una serie de características, edad, carreras, etc etc, bastante larga) y este AUSTRALOPITHECUS (sin ánimo de ofender a los Australopithecus comparándolos con este individuo) sentenció: "prefiero no contratar a nadie que a una mujer"
A lo mejor os preguntáis por qué me contaron la verdad y no me mintieron o me suavizaron la respuesta, lo cierto es que el chico que me había entrevistado no me había sido tan sincero, se limitó a decirme que lo lamentaba pero preferían a un hombre para el puesto, fue mi mentor el que tras recibir la llamada de su amigo en la que le contaba toda la conversación tal cual con bastante indignación, me llamó para contarme todo tal y como había sucedido, porque me conoce y sabe que me hubiera comido la cabeza pensando en porqué me habían rechazado y prefería que yo supera la verdad y que lo mejor era no trabajar para gentuza como esa.
Aquella tarde hablando con mi actual jefe que también supo de lo ocurrido me dijo: quédate con lo que te dijeron ayer en la consulta (un paciente me dijo algo muy positivo y bonito acerca de mi trabajo con él) y ni pienses más en esto.
Sé que tiene razón, sé que no debo darle más vueltas, pero qué queréis que os diga, me he sentido rechazada muchas veces, a todos los niveles, supongo que a todos nos han rechazado alguna vez en nuestra vida, y nunca me había sentido tan mal como esta vez, porque no me rechazó porque mi persona no le convenciera, porque no le gustara o porque simplemente no encajara en su idea, me rechazó por algo tan sencillo como ser mujer, que sí, no puedo evitarlo, es lo que soy y a mucha honra.
Me podían haber dicho mil cosas y no creo que me hubieran dolido tanto.
Aún así le diría a este señor algo que me ronda la cabeza desde el viernes: ¿quién lo trajo a usted al mundo caballero? Yo diría que debió ser una mujer, la misma que seguramente de haberle escuchado, se habría sentido avergonzada de haberle alumbrado.
Le diré algo, quizá usted no me quiera para su empresa por ser mujer, pero no se preocupe, soy yo la que no quiere trabajar con un capullo, así pues, estamos en paz.

Comentarios

  1. Hola!!!! Ando desconectada y para una vez que me paso menudo shock. Es que no sé ni que decir, es de vergüenza que esto pase en estos tiempos, bueno, en cualquier tiempo pero actualmente es inadmisible. Olvídalo, ni pienses en ello, tu jefe tiene razón, quédate con todo lo bueno que tienes, en este tipo de gente no debemos gastar ni un segundo de nuestro valioso tiempo, y ojalá la vida se la devuelva y nunca se sabe, quizás tenga que pedir trabajo a una mujer que le rechace por ser hombre. Un beso enorme y tú sigue como hasta ahora, mejorando la vida de la gente, que lo haces genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, sé que no debo darle más vueltas Gemma, pero me dolió. Me dolió como mujer y me dolió como persona, porque no logro llegar a entender que extraño mecanismo rige la mente de este hombre para pensar que por el mero hecho de ser mujer, no valgo para un puesto de responsabilidad. No sé, quizá es de los que aún piensa que la mujer es inferior al hombre, y eso me cabrea aún más.
      Se me pasará, lo sé, pero aún estoy en shock, para qué mentirte.
      Besos y, te echo de menos eh

      Eliminar
  2. bueno, el tema de la selección de personal me enciende mucho. me acuerdo de algunas entrevistas en las que me trataron mal o me hicieron ir para nada, cuando era un pardillo y lo aguantaba todo, y pienso que si fuera ahora les habría dicho unas cuantas cosas. pero al menos, siendo hombre, no he tenido que aguantar algunas cosas que por desgracia tenéis que aguantar las mujeres.
    al acabar la carrera leí un libro sobre las entrevistas de trabajo, que aparte de dar unos consejos nefastos, tenía una visión totalmente machista. prefiero no entrar en detalles para no hacerte enfadar más.
    bueno, el tema de la selección de personal me enciende mucho. me acuerdo de algunas entrevistas en las que me trataron mal o me hicieron ir para nada, cuando era un pardillo y lo aguantaba todo, y pienso que si fuera ahora les habría dicho unas cuantas cosas. pero al menos, siendo hombre, no he tenido que aguantar algunas cosas que por desgracia tenéis que aguantar las mujeres.
    al acabar la carrera leí un libro sobre las entrevistas de trabajo, que aparte de dar unos consejos nefastos, tenía una visión totalmente machista. prefiero no entrar en detalles para no hacerte enfadar más.
    por desgracia el franquismo aún está vivo, y en particular su visión sobre el papel de la mujer en la sociedad.
    como te dijo tu jefe, quédate con las cosas buenas, como la satisfacción de los clientes a los que has atendido y atenderás.
    muchos besos y ánimo, guapa!!
    como te dijo tu jefe, quédate con las cosas buenas, como la satisfacción de los clientes a los que has atendido y atenderás.
    muchos besos y ánimo, guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de la selección de personal tiene un problema, y es que la gente piensa que es un trabajo que puede hacer cualquiera, y no, no es así. Somos los psicólogos y no todos, sólo los preparados para ello, los que deberíamos hacer esta labor, pues para ello sabemos como tratar el tema.
      Pero mientras esto no entre en la cabeza de las empresas seguiremos ante cosas como esta, injusticias y barbaridades varias.
      Gracias siempre por tus palabras. Gracias por decirme algo tan bonito para subirme un poco la moral. Si el mundo estuviera lleno de hombres como tú, que distinto sería para todos.
      Besazos

      Eliminar
  3. Corazón entiendo la impotencia que sientes pero ya te lo dije ayer... vales mucho, mucho más que ese neandertal y estoy segurísima de que te llegará una oportunidad mejor que será la tuya. Aguarda paciente, y disfruta mientras tanto de todo lo que tienes. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias chiquitina
      A ver, estoy tranquila, de todas formas no buscaba nada, me vino sin esperarlo, puesto que donde estoy, estoy fenomenal, sobretodo por la persona que tengo al lado, a la que me faltarán años de vida para agradecer todo lo que hace por mí.
      Pero sí, estoy dolida, para qué voy a negarlo.
      Gracias de corazón por esas palabras y por el apoyo.
      Besotes y más besotes

      Eliminar
  4. Como mujer te entiendo perfectamente, es repugnante que pasen cosas así, sinceramente me parece asqueroso que esto pase , que verguenza!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indignante, vergonzoso, y de pena, pero sigue pasando. No sé si en algún momento de nuestra vida podremos llegar a decir que el machismo ha pasado a mejor vida, empiezo a sospechar que no lo veremos nosotros.
      Besos

      Eliminar
  5. En qué momento hemos dormido tanto como para retroceder en el tiempo y volver a las cavernas? Mi madre del alma, hablamos de tolerancia, respeto y educación y cada vez se tiene menos. Me parece un argumento más estúpido que decir que no vas en moto porque no tiene cenicero.

    Ahora también te digo: esta gente cuanto más lejos, mejor. Esta conversación la tuve yo con una persona cercana hace unos años que me dijo con todas sus narices que "faltaba trabajo porque ahora la mujer trabajaba y ocupaba puestos de hombres y claro, para todo no hay". Pero claro, su teoría brillante ya no le pareció tanto cuando le dije que qué le parecería que sus dos hijas, médico y maestra, se fueran al paro a verlas venir y qué pasaría si se divorcian y dependen económicamente de sus maridos. Claro, los dos puestos de las hijas no contaban, cuentan los de las demás.

    En fin, yo me aplico lo que te digo siempre: no pierdo categoría discutiendo con necios ni con idiotas. Y ye lo que hay. Eso es porque te va a venir algo infinitamente mejor.

    Besotes cariñet!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la sensación que me quedó a mí el viernes, pensé "hemos vuelto atrás y no me he dado cuenta" Es que en un principio ni me lo creía. Y es que sinceramente, no sé qué problema siguen teniendo muchas personas con el hecho de que las mujeres ocupemos puestos de igual a igual con un hombre, es como si pensaran que no tenemos derecho. En fin...que no doy más vueltas al tema, pero aún ando escocida, no te lo voy a negar.
      Un beso enorme

      Eliminar
  6. Eso cae mal, a mi siempre me pasa que veo alguna oferta laboral y se que cumplo con los requisitos pero el que ponen al último y más importante. Solo hombres y ya pues mejor no digo nada.

    Esa gente no sabe de lo que se pierde, no faltará alguien que si sepa valorar todo lo que tienes para ofrecer y hasta salga algo todavía mejor.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy tranquila porque ahora mismo trabajo al lado de un hombre que, a pesar de ser el que me está formando, y ser un gran profesional al que jamás llegaré a la suela de los zapatos, ya me trata como a un colega más y eso no tiene precio.
      Este interfecto que dijo eso, no sabe lo que se ha perdido ;-)
      Muchas gracias linda y besos

      Eliminar
  7. A mí me pasó hace no mucho. Que era buena para el puesto pero que siendo mujer y teniendo treinta y pocos era un riesgo muy grande contratarme porque luego nos casamos, tenemos hijos y estamos siempre faltando y dando problemas. Yo no quiero hijos, pero no es ese el tema, así que ni se lo expliqué.
    En fin. Siglo xxi. Y todo así aún.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy eso ya es el pan nuestro de cada día, que nos pregunten si tenemos hijos o si pensamos tenerlos....La verdad es que no creo que acabemos con esa lacra en mucho tiempo, quizá nunca lo hagamos.
      Un besote mi niña bonita y arriba los corazones

      Eliminar
  8. La necedad de algunos individuos no tiene límites. Él se lo pierde. A otra cosa, Rubiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues parece que no, que no los tiene. Desde luego se lo pierde, pero no por mí, en general por las mujeres que somos seres, en la inmensa mayoría, inteligentes, dulces, cariñosas y dispuestas a trabajar como el que más. Y encima, solemos ser perfeccionistas a tope.
      Besos mi niña

      Eliminar
  9. Pues casi que mejor para ti, seguro que eres una fantástica profesional y tú no mereces trabajar con gentuza.
    Hay actitudes repugnantes...yo acabo de vivir algo similar a cuenta del embarazo y estoy dudando si contarlo en el blog.
    Ánimo, hermosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego! Para trabajar al lado de un neanderthal me voy a un museo. Paso, de verdad si no quiere mujeres, yo no quiero capullos, es así de claro.
      Sí, vamos si has vivido un embarazo en el trabajo, pues seguro te has enfrentado a más de una situación desagradable....si fuera por estos individuos al mundo le quedaban dos telediarios.
      Un beso linda

      Eliminar
  10. Es vergonzoso, indignante!! A mí me pasó algo parecido. Un tipo se quedó mirando mi anillo y me dijo: Pero es que estás casada. Me levanté y le dije: Ni de coña trabajaría para un tipo como usted. Y me fui.
    Besos, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ridículo que para contratarnos nos pregunten si estamos casadas o tenemos o pensamos tener hijos, pero sí, sigue ocurriendo.
      Besos Celia

      Eliminar
  11. Hola; Soy nueva comentando por aquí, pero es que no me pude contener...me parece increíble que pasen estas cosas, y luego aún hay gente que tiene la desfachatez de decir que no hay machismo...Si lo hay, y por desgracia mucho...Está en el día a día, en cualquier parte y desde luego en el ámbito laboral, basta con leer los casos que aquí se han comentado. Y creo que haces bien en comentarlo, es más creo que no estaría mal que dijeras el nombre de la empresa para que la gente lo sepa...Indignadísima me dejas. Ánimo, y tu sigue haciendo lo que te gusta pero no dejes de contarlo, por que es necesario darle visibilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crees que no me encantaría saber qué empresa era?? Pero no lo sé. A mí me entrevistó una ETT (empresa de trabajo temporal) y por tema de confidencialidad no te dan el nombre de la empresa hasta que no vas a hacer la entrevista directamente con ellos.
      Por desgracia sí que sigue habiendo machismo y mucho, más del que parece, por eso me revienta que luego el día 8 de marzo se feliciten unas a otras como que es el día de la mujer, el día de qué, si no hemos conseguido avanzar en todos estos años.
      Un saludo y muchísimas gracias por comentar

      Eliminar
  12. Qué asco que en el siglo XXI sigan pasando estas cosas. Y luego dicen que el feminismo no es necesario...
    En fin, espero que sigas con lo que te gusta y ya vendrán otras oportunidades dignas de ser aceptadas.
    Besicos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

PIJOS, INSOMNIO Y UN CHIHUAHUA

DE LOS 38 A LOS 39

30 DE JUNIO DE 2001 SÍ QUIERO