Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2015

A MI PRINCESA, ÁNGELA

Sólo hay que verte la carita para enamorarse de ti. Dulce, soñadora y siempre con una sonrisa. Tienes la capacidad de llegar al corazón de los que te conocemos, porque sabes hacerte querer.
Eres inteligente, cariñosa y con carácter. Ese carácter que, a veces, te hace un poquito más difícil de llevar, pero que cuando seas mayor hará de ti una gran persona, fuerte y muy valiosa.
Si me preguntaran que es lo que veo en ti nada más mirarte, tendría muy clara mi respuesta, luz. Desprendes luz allá donde vas. Tienes ese halo que sólo tienen algunas personas, eso que algunos llaman tener ángel. Tus padres acertaron con tu nombre al ponerte Ángela, no cabe duda.
Y yo, personalmente, te debo mucho. Te debo, entre otras cosas, haber aprendido que para querer, compartir apellidos no es tan importante. A mí no me importa que no seas mi sobrina carnal, eres una de mis debilidades y se me nota. Eres una de las niñas de mis ojos. Y es que te has ganado mi corazón desde muy pequeñita. Siempre me has d…

ESPARTANOOOS ¿CUAL ES VUESTRO OFICIO?

A mí me parieron luchadora. Es así. Es algo que tengo claro. Soy de esas personas que, cuando ya el resto ha tirado la toalla, aún sigue ahí intentándolo por si acaso. Llámame insistente, perseverante, obstinada, y si has tenido la desgracia de que me fijara en ti (fijara, flipara, enamorara, encoñara), en algún momento de mi vida, (lo siento, lo siento, de verdad, de verdad) seguro que fui hasta pesada. Y es que, quién te dice a ti que en ese último intento no va a sonar la campana y te vas a llevar el premio gordo.
Cuando era una cría y estaba en el cole, era malísima en dibujo, era y soy. Nunca he dibujado bien, si vierais alguna de mis obras os aseguro que no os dejarían indiferentes. Mi padre, por el contrario, sí dibuja bien, y cuando me mandaban un dibujo en el cole y no me salía, él se ofrecía a hacérmelo, más que nada, porque mi profesora tenía una mala leche impresionante y era de las que, aunque te esforzaras y viera que no dabas más de sí, te suspendía. El caso es que él s…

MIL GRACIAS ALICIA

Imagen
Que te nominen para un premio, es estupendo, siempre lo digo. Que te lo den dos veces, el mismo y en esta ocasión con unas palabras tan bonitas de una mujer tan especial y valiente, eso no sé como describirlo.
Me han vuelto a nominar para el


Si hace unos días, lo hacía Eva de Opiniones Incorrectas (gracias de nuevo linda), hoy lo hace Alicia, a la que acabo de descubrir con un precioso blog dedicado a una experiencia durísima que le ha tocado vivir, os dejo el enlace aquí http://elplanetadeoliviayvioleta.blogspot.com.es/ y os invito a conocerla, a los que no lo hayáis hecho ya.
Como os decía, el premio ya lo recibí, pero Alicia me ha comentado que puedo aceptarlo dos veces, y habiéndome nominado con ese cariño, en mi entrada del día de la madre, con la que se sintió identificada, no podía hacer menos que aceptarlo. Además quería, desde aquí, reiterarte mi agradecimiento a tus palabras en esa entrada Alicia, así como todo mi cariño y admiración a tu valentía.
A continuación contestaré …

FELIZ DÍA DE LA MADRE

Parir no te convierte en madre. Yo conozco a muchas que han parido, y de madre no tienen ni el título de aprendiz. Ser madre es mucho más. Ser madre es querer a tus hijos siempre, por encima de todo. Ponerlos por delante de ti. Ser madre es pasar a ser tú, un segundo plano en cuanto te quedas embarazada, incluso antes. Y desde luego, ser madre es levantarse por las noches para ver como respiran, no dormir si tienen algún problema (incluso cuando ya no viven contigo), no dejar de pensar en ellos cuando sabes que están en un momento importante de sus vidas. Pero sobre todo, ser madre es amar. Y para amar, no solamente hay que parir.
Desde aquí, vaya mi felicitación a todas esas "madres" de las que hoy, la gente se olvida. Bueno, de las que en general la gente siempre se olvida porque no recuerda que ellas, también son, han sido y serán madres. Y desde luego, vaya para ellas mi apoyo incondicional, cada vez que tienen que escuchar frases tan estúpidas como "la que no ha pa…