Entradas

Mostrando entradas de enero, 2014

EL ODIO

Con lo que a mí me gusta escribir de cosas bonitas, como el amor, y hoy me toca pegar un repasito a ese otro sentimiento que, a mi particularmente, no me gusta nada, porque nada bueno me aporta, el odio.
Odio, que palabra tan fea, verdad. Pero qué es el odio? Recurramos pues, primero, a la definición que se da de odio en el diccionario:
Odio Sentimiento fuerte de rechazo o antipatía hacia una persona o cosa cuyo mal se desea.
Y yo me pregunto: ¿Cómo puede una persona, llegar al punto, de odiar a otra? y lo peor ¿Cómo puede, ese odio, llevarte a hacer cosas espantosas en contra, ya no sólo de esa persona, si no de otra, para que el efecto le rebote a la primera? Vemos casos así constantemente, véase el caso José Bretón, quien, presuntamente, mató a sus hijos, en venganza contra su ex mujer. Pero no hay que irse a casos de la tele, sin ir más lejos, yo, esta mañana, he tenido un caso, que me toca de cerca. ¿Cómo puede una persona, digamos, una abuela, por poner un ejemplo, hablar mal de …

SUSANEJA

Durante mucho tiempo he pensado en cómo enfocar esta entrada. Cómo titularla, cómo comenzarla, qué contar...
Después de darle vueltas y más vueltas, he pensado que escribo sobre una gran escritora, así pues, haga lo que haga, no le llegaré a la suela del zapato...así que lo haré con cariño, así como hago siempre mis entradas dedicadas. Y la titularé con su nombre, escrito en versión admiración, respeto y cariño a partes iguales.
Susana es una chica de León, y de muchas otras partes, afincada en mi tierra, Valencia. Pero no, no la conocí en la calle, ni en el metro, ni en clase o en el gimnasio...Viviendo como vivimos, bastante cerca, cosas de la vida, a Susana la conocí a través de la red. Las dos somos seguidoras de Isasaweis y de una manera totalmente circunstancial, coincidimos y nos conocimos, primero virtualmente, hasta que tuvimos nuestra primera cita desvirtualizada y nos pusimos cara. De aquel primer encuentro, que puedo deciros, que a los cinco minutos parecía que nos conocía…

2014

Espero mucho de ti, mi querido 2014. Al 2013 le despedí como al 2012, casi casi, de malos modos. No me ha traído mucho bueno que digamos, por ello le mandé con viento fresco y diciéndole lo mismo que al anterior: tanta gloria lleves, como descanso dejas. Pero eso ya es otra historia, una pasada, y yo, del pasado, no quiero nada salvo los buenos recuerdos.
Como te decía mi esperado 2014, espero mucho y bueno de ti. La salud es lo más importante, sin ella, no somos nada. Así pues, quiero salud, para mi y para los míos. Salud y de la buena eh.
Seguir avanzando en la carrera, seguir adelante con ella, es importante, pero si de paso te acuerdas de mi, y me traes un trabajito, no necesito forrarme (que tampoco le haría ascos) con ganar un sueldo que no sea irrisorio, me conformo. Tráete también algo de trabajo para algunos más.
En el amor, que me quede como estoy, o no, que estemos mejor aún, que por pedir que no quede. Gracias a 1996 que trajo a mi amore a mi vida. Y gracias a 2001 por hac…